Alfred de Zayas: No existe justificación alguna para la imposición de medidas coercitivas unilaterales

Escito por Leonardo Ojeda

Las medidas coercitivas unilaterales, además de constituir una violación flagrante de los principios fundamentales del derecho internacional, imposibilitan la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, advirtió este miércoles Alfred de Zayas, ex experto independiente para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo.

En una magistral disertación durante la conferencia internacional “Medidas coercitivas unilaterales: irrespeto del derecho internacional y graves consecuencias humanas”, organizada por el Gobierno venezolano y la Escuela de Diplomacia y Relaciones Internacionales de Ginebra, el académico denunció que estas medidas constituyen una poderosa arma política que Estados hegemónicos imponen a Estados menos fuertes, aunque carezcan de base legal.

“Es evidente que no existe justificación alguna para la imposición de las medidas coercitivas unilaterales; la propaganda oficial de los Estados Unidos” y la narrativa mediática “constituyen un insulto a nuestra inteligencia, una burla a nuestra calidad de ciudadanos cuando los abogados del Departamento de Estado tratan de vender las sanciones como ‘medidas legales’”, manifestó.

El experto en derecho internacional recalcó que el propósito de las denominadas “sanciones” es generar efectos extraterritoriales, atacando no solo el derecho a la vida, sino también el derecho soberano de los Estados de determinar sus sistemas de gobierno y economía.

“Las sanciones no son inocentes, y no se adoptan para efectos internos en los Estados Unidos, el propósito de las sanciones es, precisamente, generar efectos extraterritoriales, atacando el derecho a la vida de los cubanos, venezolanos, sirios, etc.; [atacando] el derecho soberano de determinar sus sistemas de gobierno y a tener relaciones económicas, financieras con otros Estados soberanos”, amplió.

El académico subrayó, además, que “el hecho de que los Estados Unidos y otros Estados practiquen tales medidas con impunidad no crea ningún nuevo derecho que las legitime.

El veto en el Consejo de Seguridad

En su disertación, el especialista explicó que en la actualidad no existe un mecanismo efectivo para reprimir esta práctica ilegal, por cuanto el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no logra adoptar resoluciones a ese respecto, en razón del veto de aquellos Estados que imponen las sanciones.

Por tanto, urgió a establecer un órgano judicial competente que no dependa del principal órgano de las Naciones Unidas.

“Las sanciones son impuestas por un pequeño número de Estados poderosos que cuentan con la impunidad; es fácil constatar que la gran mayoría de los Estados miembros de la ONU rechazan las sanciones unilaterales, como lo prueban numerosas resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Derechos Humanos”, agregó.

El experto planteó, a la luz del concepto de hecho internacionalmente ilícito, la obligación de los Estados Unidos y otros Estados de reparar el daño causado con la imposición de sus ilegales medidas en países como Venezuela, Cuba, Nicaragua y Siria.